Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El Sound Shui o Cómo organizar Nuestro Hogar en función del Sonido

Las filosofías taoístas tienen en el Feng Shui su aplicación práctica con interesantes ideas para decorar y construir nuestras viviendas. Una disciplina que ha ido ganando cada vez más adeptos en occidente.

En China pocas son las personas que no tienen sus viviendas decoradas y construidas según los principios del Feng Shui, si bien, ahora se añade un nuevo elemento a tener en cuenta a la hora de organizar los diferentes espacios de nuestro hogar, el Sound Shui.

Y es que, si lo vemos desde una perspectiva más amplia podemos percibir por qué desde esta filosofía oriental se nos recuerda cómo el sonido decora nuestra vida, así la técnica del Feng Shui ha evolucionado hacia el Sound Shui para encontrar a través del sonido la armonía deseada.

La música tiene un enorme poder al tratarse de energía física convertida en ondas, con lo que al llegar a nosotros es capaz de provocar efectos reales en el organismo, a través de las vibraciones.

Jan Cisek, un especialista en Feng y Sound Shui comenta las ventajas de una correcta colocación de los altavoces de sonido en casa como “una forma ideal de activar, armonizar y moderar el flujo de energía. Es importante mantener la energía en circulación para proporcionar momentos felices, en cada aspecto de tu vida, con tu familia y en tu trabajo”.

Cómo hacer que la Música fluya de Manera adecuada en Cada Estancia

Este especialista señala diferentes consejos para ayudarnos a que la música fluya de una manera más adecuada en cada una de las diferentes estancias de la casa.

Además, cada vez es más fácil amueblar nuestro hogar, lejos de tener que ir a las tiendas a por los muebles aparecen iniciativas que nos lo ponen más y más fácil, como es el caso de Dismobel, una tienda de muebles online para que la idea de organizar nuestro hogar según las técnicas del Sound Shui no nos dé ninguna pereza.

Algunos de estos consejos para que la música fluya en armonía en cada estancia consisten, por ejemplo, en que la unidad principal del equipo de sonido esté en la habitación en la que más estés (salón, dormitorio, estudio…) porque será donde tendrá una mayor influencia armónica.

En el caso del salón, la mejor ubicación para los altavoces es en los rincones. De esta manera, obtenemos un sonido envolvente, mucho más efectivo a la hora de despertar nuestros sentidos.

En el caso de la cocina, como suele tratarse de espacios de menor tamaño, lo mejor es situar la salida de sonido junto a la pared, de este modo las ondas se distribuyen como un halo hacia adelante.

En el baño, sin embargo, según Cisek lo importante es la purificación exterior e interior. El altavoz debe estar en un rincón alto (a poder ser lejos del agua). Por las mañanas es aconsejable que la música que escuchemos sea revitalizante, aunque no estridente. Por el contrario, de noche y, sobre todo al tomar un baño, lo mejor son los sonidos que induzcan a la relajación.

En el dormitorio es mejor colocar los altavoces cerca de la cama, para dar así la sensación de intimidad, o cerca de la ventana con lo que se favorece la acústica. La elección musical también estará sujeta al momento del día en el que nos encontremos.

Si disponemos de terraza o jardín tampoco puede faltar la música y, lo mejor en este caso es la orientación del sonido hacia la casa, no hacia el exterior.

Más comentados

Música para Halloween

Si bien es verdad que si te paras a pensarlo detenidamente puedes llegar a la conclusión de que es una auténtica “americanada”, la realidad

Comparte

Noticias relacionadas

Scroll al inicio