Qué regalar por Navidad a un apasionado de la música

Qué regalar por Navidad a un apasionado de la música

17 - 12 - 2014

Se acercan las fechas navideñas y llega esa época en la que nos toca rompernos la cabeza para encontrar regalos que sean originales, que entren dentro de nuestro presupuesto y que además les gusten a los agasajados. Toda una odisea. Pero desde aquí queremos facilitaros la labor y daros algunas cuantas ideas para agasajar a vuestros seres más queridos y allegados con la única condición de que sean unos buenos aficionados a la música.

  • butaca

    Una butaca relax para escuchar música es un gran regalo.

    Para los presupuestos más grandes os recomendamos que les regaléis un buen sillón relax para poder escuchar la música a gusto, con los ojos cerrados y deleitándose en su mayor placer. Si ni siquiera queréis salir de casa, hay una tienda de muebles online con muy buenos precios y un montón de opciones en su catálogo que se llama Círculo Muebles. Tan solo a golpe de click conseguirás tener pronto el regalo en tu casa y estarás comprando en una de las tiendas con más de 25 años de andadura en el sector y con una gran red de establecimientos por toda la geografía española.

  • Otra de las opciones para grandes presupuestos es un buen equipo de música. Si nosotros no entendemos mucho al respecto, podemos acudir a cualquier tienda especializada para que nos asesoren y nos ofrezcan el que mejor se adapte a las necesidades de aquel a quien se lo vamos a entregar.
  • Si a nuestro ser querido le va el rollo retro, podemos tener en cuenta que todavía se fabrican tocadiscos, algo que seguro le hace mucha ilusión. Y en el sentido inverso, podemos encontrar convertidores con lo que pasar al formato MP3 los viejos vinilos.
  • Para aquellos que suelen escuchar música en el gimnasio o cuando salen a hacer deporte, existen diferentes fundas para llevar el reproductor de música sin que este se nos caiga ni nos provoque incomodidad. Portarlo en la mano ya no es una opción.
  • Pero claro está, para llevar el aparato en una funda, primero hay que tener ese pequeño reproductor, así que esta podría ser otra de las opciones. Ahora los hay con muchísima capacidad para recorridos largos y encima sin necesidad de estar cada poco cambiando la música que tenemos dentro.
  • Para los amantes de la natación, estos reproductores de música de los que hablábamos antes pueden ser en algunos casos sumergibles. Son geniales para ir a nadar a la piscina y romper con la monotonía de este ejercicio. Los hay con cables para los cascos pero también podemos encontrar algunos que directamente llevan la memoria en uno de los auriculares y son mucho más cómodos para no liarnos con los cables.
  • Si conocéis sus gustos musicales, las últimas novedades en ese sentido o las ediciones especiales de discos que le gusten mucho son también regalos perfectos, así como las discografías de grandes grupos.
  • En este sentido, podemos regalar también unas entradas para el concierto de alguno de sus grupos favoritos. Aunque para esto debemos estar muy seguros de que esa persona esté disponible para ese día, que no tenga que trabajar o alguna cita ineludible.
  • Y si no puede ir al concierto, muchos grupos ponen también a la venta DVDs de sus mejores actuaciones, que normalmente son fáciles de encontrar en tiendas de música o en grandes superficies.
  • En estos lugares a veces veremos libros. Las biografías de los artistas favoritos podrían ser un regalo perfecto para los más fanáticos o mitómanos.
  • Si nuestro amigo es un compositor, ¿por qué no regalarle un instrumento musical o algún complemento para este si ya lo tiene? Desde una guitarra hasta el afinador, existen muchas posibilidades en este campo. También es sencillo encontrar libretas bonitas con diseños curiosos donde puedan apuntar sus mejores ideas para sus creaciones.
  • Y si ya es un músico algo más profesional, aunque no viva de ello todavía, quizás le haga ilusión que le paguemos una sesión de grabación en un estudio de los de verdad y deje de guardar sus canciones en el móvil.

Deja un comentario