La música y el modelismo, mis pasiones

La música y el modelismo, mis pasiones

21 - 10 - 2015

mercedes-benz-sls-amg-gt3-plain-body-2011-minichamps-escala-1-18-151113100-151113100-8931

La música es un hobbie que no puedo abandonar pero mi problema es que no es el único. Adoro las maquetas y puedo dejarme muchísimo dinero en ellas. Ahora me ha dado por los coches de un tamaño concreto y sólo hay una tienda online de la que me fío al 100% en maquetas a esa escala así que paso el enlace a su web con maquetas a escala 1:18 porque las que les he comprado son reproducciones totalmente idénticas a las originales, una pasada.

Al igual que os puedo recomendar diferentes fabricantes y distribuidores de mesas de mezclas así como equipos de sonido os puedo asegurar que soy todo un experto en lo que a tiendas de modelismo se refiere. Además, lo mejor de todo es el tiempo que le dedicas porque yo no sólo los compro, no, yo los monto, los pinto e incluso, a veces, los creo.

SI os dais cuenta es un poco como la música. A ti te gusta una “marca” y entonces te bajas música con esa base pero luego hay muchos “modelos” y al final acabas eligiendo lo que más te gusta para montar una nueva música (maqueta) ¿Entendéis lo que os quiero decir o he sido demasiado friki para vosotros?

En cuestión de marcas a mí me encanta toda la música firmada por Juan Margán, os pasó el enlace de una entrevista suya aquí. A mí me parece buenísimo pero como todo “para gustos los colores” así que no me voy a meter en si es o no el mejor, sólo diré que es muy bueno y os dejaré que lo comprobéis vosotros mismos y saquéis vuestras propias conclusiones al respecto.

Pero bueno, a lo que íbamos, a las maquetas. Hoy os estoy metiendo este rollo con el tema porque mi novia me acaba de regalar una nueva maqueta de la tienda que os he hablado Racing Modelismo y es que aún estoy flipando en colores. Es una puñetera pasada y tiene cada detalle perfectamente engarzado. Sé que le ha debido costar una pasta pero el trabajo y la calidad que demuestra este mini bmw merece la pena. Pero es lo que tienen los hobbies, que normalmente son muy caros. Pensadlo bien, si eres deportista te cuesta todo un ojo de la cara, si coleccionas imagínate cada adquisición y si tu hobbie es el teatro como el de mi pareja ya podéis ahorrar para pagar las entradas porque cada día se suben más a la aparra y como entre el elenco de actores haya alguien conocido se os va a quedar el bolsillo temblando, o la cuenta corriente, según se mire. Ahora que teniendo en cuenta lo que me acaba de regalar me parece que voy a tener que comprarle las mejores entradas en la próxima obra que quiera ver, aunque sea un musical porque los musicales son aún más caros. Yo lloro, cada vez que compro una entrada para un musical pero es lo que toca así que, a callar.

Deja un comentario