Protege tu equipo de sonido de las manos ajenas

19 - 01 - 2016

Te has comprado un estupendo equipo de sonido, lo has instalado en tu casa con todo lujo de detalles, te has preocupado de tener desde unos altavoces espectaculares hasta una gran insonorización para no molestar a tus vecinos. En definitiva, te has gastado todo un dineral que seguramente te ha costado mucho ahorrar para poder invertirlo en una de tus mayores aficiones. Y quien dice un equipo de música dice también los instrumentos si deseas hacer tus propias composiciones o montar tu pequeño estudio de grabación. Todo esto vale mucho dinero y es vital protegerlo para que no se lo lleven los amigos de lo ajeno.

Con el telón de fondo de la crisis económica, los robos crecen cada día e incluso la Confederación Española de Policía (CEP) y el Sindicato Unificado de Policía (SUP) están alertando del peligro que esto supone. Se conoce incluso que uno de los principales modus operandi de las bandas de ladrones consiste en instalarse en las ciudades, estudiar a sus víctimas y así tener claro cuándo las casas se encuentran vacías para poder robar en ellas.

Entre los métodos más utilizados para entrar a los domicilios se encuentra el bumping, que consiste en abrir las puertas con un llave similar a una maestra y la que luego se le da un fuerte golpe con otro objeto, como puede ser un martillo, y así se hacen saltar los pistones de la cerradura para que esta gire como la original. También está el método del pico del loro, que se trata de atacar directamente al bombín de la cerradura con una llave inglesa para arrancarlo o romperlo, y el método del resbalón, que es ese que vemos muchas veces en las películas, donde abren la puerta con solo introducir una radiografía (o cualquier otro material flexible pero de carácter duro como una tarjeta) y dar un golpe a la puerta para que esta se abra. No obstante, este último solamente funciona en caso de que los habitantes del hogar no le hayan dado la vuelta a la llave.

Según la Policía, el poner más agentes a vigilar las calles no sirve de nada, ya que es prácticamente imposible encontrar rasgos que diferencien a un ladrón de cualquier otra persona. Asimismo, incluso con el botín en las manos sería prácticamente imposible saber que son ladrones, ya que los objetos que se llevan no son tan grandes como para llamar la atención. Normalmente van a aquellos que destacan por su valor, como pueden ser las joyas, los relojes, los aparatos electrónicos como ordenadores, televisiones, móviles, tabletas o equipos de sonido. Incluso podríamos confundirlos con una mudanza si lo hacen a la luz del día.

Así, si queremos proteger nuestra casa de este tipo de ataques para no ser sorprendidos por los ladrones cuando estemos dentro ni dejarlos pasar cuando estemos fuera, lo más conveniente es contactar con alguna empresa de seguridad como Seguridad Levante para que nos indiquen cuáles son las mejores opciones para seguir.

Lo más cómodo es instalar un sistema de alarma inteligente, es decir, diseñado a la medida del hogar por un personal altamente cualificado para su instalación y mantenimiento. Los sistemas de alarma pueden ser conectados con la Policía y a través de la central receptora de alarmas de las compañías, la cual se encarga de recepcionar y verificar todas las señales que el sistema transmite. Estas señales son las que la alarma envía en caso de robo, sabotaje, fuego o fallo del sistema, alertando a la Policía en caso de intrusión, estando el hogar protegido durante las 24 horas del día y los 365 días del año. De esta forma, siempre habrá alguien pendiente de acudir a nuestra casa si salta la alarma, desde la propia empresa de seguridad hasta la Policía en caso de que se les alerte a ellos también.

Además de los sistemas de detección que se colocan dentro de las casas para alarmar en caso de posibles amenazas, ya sean intentos de intrusión, fuego, riesgos técnicos, etc., podemos también colocar sensores en el exterior en caso de contar con una parcela para asegurar la máxima detección y minimizar las falsas alarma normalmente provocadas por mascotas u otros agentes. Estos garantizan la seguridad de la fachada, así como de jardines, terrazas, patios, etc., detectando al intruso antes de que este pueda forzar el acceso. Su exclusiva tecnología antisabojate emite una alerta antes de que el detector sea saboteado, enmascarado u obstruido mediante algún objeto.

Además, podemos también instalar las conocidas como barreras infrarrojas, que son barreras de rayos infrarrojos activos invisibles al ojo humano, destinadas a la protección de aberturas en los hogares tales como ventanas, puertas de garaje y demás. Estas discriminan el paso de insectos y están protegidos contra la luz solar. Esta tecnología, asimismo, se utiliza para crear barreras perimetrales invisibles que pueden detectar cuando un intruso irrumpe en el perímetro que queremos proteger. Por su parte, los sensores volumétricos de interior son aquellos destinados a detectar la presencia de intrusos mediante los cambios de presión y de temperatura del lugar. Cuentan con un sistema de detección inteligente que evita las falsas alarmas disparadas por mascotas.

Pero la tecnología para evitar que nuestra casa sea saboteada no solamente se quede aquí, sino que existen muchos más sistemas antirrobo. Uno de los más modernos es el de barrera de humo. Este sistema de seguridad activa detecta al intruso e inmediatamente cubre el recinto con una espesa niebla que en cuestión de segundos anula el campo visual de los ladrones. De esta manera el intruso solamente tiene como opción intentar encontrar la salida. Este sistema garantiza la seguridad de las personas y de los objetos de valor, que permanecen ocultos por la niebla, y es completamente seguro para las personas, las mascotas y los objetos con los que entra en contacto. Se trata de una opción estupenda si tenemos miedo de que los ladrones entren en casa cuando nosotros estamos dentro, ya que no tiene consecuencias sobre las personas.

Lo que está claro es que existen un montón de opciones para no dejar que los cacos entre en nuestra vivienda para hacerse con aquello que tanto esfuerzo nos ha costado tener y, además, este es un buen momento para instalar los sistemas de seguridad, que además de proteger nuestros enseres cuidarán también de nosotros.

 

Deja un comentario