La producción de audio, lograr los sonidos perfectos

La producción de audio, lograr los sonidos perfectos

31 - 08 - 2020

Si hablamos de un estudio de grabación nos estamos refiriendo a un recinto destinado al registro de sonidos, que debe estar insonorizado, con unas condiciones acústicas especiales, en el que se alojan un conjunto de equipos tecnológicos para grabar y transformar la voz, el sonido, una melodía, el timbre y el tono, la armonía, entre otras funciones, para mejorar la calidad de audición de la música, o para realizar mezclas de sonido, o locuciones. En un estudio normalmente existen dos salas insonorizadas acústicamente y aisladas entre sí, la sala de captación, -el estudio- donde se realiza la grabación del sonido, el registro, donde están los micrófonos y las líneas de envío a la sala de control, que es la segunda sala y donde se ubican los equipos que se destinan a la grabación y proceso del sonido (mesas de mezclas, ordenadores, racks de proceso, monitores, multipistas, etc.).

La insonorización es uno de los aspectos más importantes en el diseño de un estudio de grabación, ya que los sonidos exteriores nunca deben penetrar ni interferir en las grabaciones, para lo que se utilizan materiales aislantes y absorbentes del ruido, así como la instalación de cámaras de aire. Estos materiales también consiguen determinadas condiciones acústicas en el interior de la sala, como la determinación de los tiempos de reverberación, evitar la formación de ondas estacionarias,  optimizar la difusión del campo sonoro, entre otros aspectos.

Todas las cosas que se hacen en el estudio de sonido

En un estudio de grabación de sonido, los técnicos se ocupan de preparar el equipo necesario para que los artistas realicen sus grabaciones musicales, y para que, una vez grabadas, editar lo grabado y realizar las mejoras necesarias sobre la grabación. En algunos casos, las grabaciones se tienen que llevar a cabo en exteriores –caso de las actuaciones en vivo- necesitando equipos complejos y un alto nivel de especialización para conseguir buenos resultados de sonido. Registran las distintas partes, de música o voz, en un disco multipista, y pueden producir efectos especiales con equipos específicos.

El control del nivel y calidad del sonido que pasa por el disco se lleva a cabo desde una consola de audio que maneja el técnico de sonido. Estos profesionales, los técnicos de sonido, pasan horas y horas perfeccionando y mejorando la calidad de la grabación, de algunos sonidos concretos, hasta que producen el borrador de mezcla que dará paso a la versión final, consensuada por todo el equipo. Aunque la responsabilidad de la grabación es del productor, el técnico de sonido asesora técnicamente sobre los mejores métodos, efectos, niveles, filtros,  para lograr el sonido que se necesita. El software digital está plenamente integrado en los estudios de grabación actuales.

Los técnicos de sonido deben trabajar con artistas, productores musicales, directores y otros técnicos del estudio, o de diferentes estudios, por lo que deben tener cualidades comunicativas, saber trabajar en equipo, tener empatía y manejar el estrés.

 

 

La importancia de la producción de sonido en los audiovisuales

 

Podría decirse que es máxima: El diseño de sonido, todo el audio que se integra en la producción, especialmente en el cine, es fundamental para contar la historia, pero también en los anuncios publicitarios, en audios o spots institucionales, en cualquier producción audiovisual destinada al público general, el sonido es la banda musical de la vida. Mejorarlo, amplificarlo, embellecerlo, filtrarlo, es la labor de la producción. En el cine, los efectos de sonido, los ruidos, la banda musical… son la guía necesaria que facilita el flujo de imágenes que nos están contando una historia. Recordaremos la película, pero también su banda musical, en algunos casos solo vamos a recordar la banda musical. Pero no solo la música, los sonidos nos sitúan en los contextos que el director decide, nos ayudan a entender el curso de la trama cinematográfica. Pero antes de la ejecución final de la cinta existe un duro trabajo de elegir qué sonidos son los más adecuados y como insertarlos para que consciente o inconscientemente podamos reinterpretar las historias que nos están proponiendo, en forma de película, de canción, de mensaje publicitario, de locución de cualquier tipo. Vivimos en una sociedad de la imagen, sí, pero también del sonido.

Los ingenieros de sonido pueden ser considerados artistas, puesto que a través del sonido que ilustra las imágenes podemos creer más fácilmente las historias que nos cuentan desde la pantalla, en forma de película, documental, spot publicitario.

 

Conseguir el mejor sonido para tu producción

 

Si estás produciendo una campaña publicitaria, o un corto de cine que vas a presentar a un certamen cinematográfico, nuestro consejo es que no te la juegues con el sonido. Todos hemos tenido alguna vez la mala experiencia de no haber disfrutado todo lo que la película se hubiera merecido, por un sonido deficiente, de mala calidad, sucio… Si has pensado a lo grande con tu producción, con la creatividad de tu equipo, con localizaciones, vestuario, guionistas, piensa también a lo grande con el sonido de la obra que vas a presentar, del anuncio que vas a crear, de la música que vas a producir.

Tras hablar con David Kano, CEO y productor en Estudio Silencio, un estudio de grabación en Madrid situado cerca de la Gran Vía, experto en producción de audio en la que lleva trabajando desde 1998, hemos comprendido la gran importancia de la producción de sonido para los músicos, hasta tal punto que forma parte del sello de muchas de estas bandas, amplificando la belleza y creatividad de sus composiciones, generando valor añadido a su música. David Kano también compone tracks, cortinillas, sintonías y canciones para artistas, spots, films, producciones corporativas y comerciales, documentales, cortometrajes y largometrajes. En su estudio colaboran algunos de los mejores músicos con sus distintos estilos y recursos.

Dale voz a tu proyecto, haz que destaque. Un buen estudio de Locución y Doblaje, con una cartera de actores de doblaje de gran trayectoria y formación, con todos los acentos, dará el tono más apropiado a tu proyecto más creativo.