Música y pintura, claves para un local de ambiente

Música y pintura, claves para un local de ambiente

30 - 12 - 2016

Si hay dos artes que nunca pasan de moda, éstas son sin lugar a dudas la música y la pintura. En primer lugar, sea de un tipo u otro, la música es sinónimo de alegría, de felicidad, de que estamos vivos. Por su parte, de un mundo como el de la pintura se mantiene al tanto mucha gente, intentando conocer cuáles son las últimas tendencias para trasladarlas a las fachadas o a las paredes interiores de sus casas, por ejemplo.

En ocasiones, música y pintura van de la mano. Hay algunos aspectos en los que las dos son necesarias y uno de los ejemplos en los que esto va a quedar perfectamente demostrado es en la historia que se detalla en este mismo artículo. Sin duda, se trata de una prueba fehaciente de que, combinando estas dos artes, demostramos tener un gusto extraordinario.

El año pasado decidí abrir una discoteca en la ciudad de Barcelona. Montar una discoteca hoy en día es fácil pero difícil. Y me explico. Es verdad que existe una gran pasión por parte de los jóvenes por acudir a lugares como este. Sin embargo, en una ciudad como la Condal existen muchos establecimientos de este estilo y, si no destacamos por alguna de nuestras cualidades, es posible que no tengamos ese éxito que tanto buscamos.

Esto era lo que yo pensaba antes de embarcarme en el proyecto. Sin embargo, no me desanimaba en absoluto: pensaba que podía encontrar maneras de diferenciarme de mis competidores y una de las maneras en las que pensé que podría hacerlo sería mediante el color de la fachada de mi establecimiento. Hay colores que llaman más la atención que otros y, además, hemos de tener en cuenta que los colores hablan y transmiten un buen abanico de cosas.

Como mi discoteca estaba destinada a un público joven, tenía en mente dos colores: el naranja y el azul claro. El naranja, que representa energía o innovación, sería perfecto para la fachada porque además es un color muy llamativo. El azul claro, que representa juventud y frescor, iría mejor con el interior del establecimiento porque no cansa tanto la vista como el primero.

Con todas estas ideas en mente, el siguiente objetivo pasaba por contratar a los mejores pintores de la ciudad y que no me cobraran demasiado dinero por acometer el trabajo. Me dediqué durante un par de días a buscar información acerca de las diferentes empresas de la ciudad dedicadas a esta actividad y me decanté por contactar con www.mipintor.net.

Un servicio rápido, profesional y barato

Les comenté mi proyecto y a los profesionales de la empresa les pareció coherente el tipo de colores que quería emplear. Me comunicaron que no tendrían el menor problema en empezar a trabajar de manera inmediata, algo que yo necesitaba porque quería que el establecimiento estuviera abierto al público cuanto antes. Por tanto, dos días después de haberles comentado cómo quería que fuera mi nueva discoteca, ya tenía allí a sus trabajadores pintando en naranja la fachada y en azul claro el interior.

Las labores de pintura duraron apenas una semana. Fue una labor rápida y que me permitió adelantar la fecha de apertura de mi negocio, algo que me hizo ganar adeptos y una imagen muy aceptable. Tenía muchas ganas de comenzar a trabajar y, viendo como había quedado de atractivo el local con los colores con los que lo había engalanado, pensaba que su aceptación iba a ser tremenda entre la juventud barcelonesa.

Y no me equivoqué. El día de la apertura el local registró un lleno absoluto. Y la cosa ha ido más allá, porque desde luego los llenos se han venido repitiendo muchísimos días, incluso durante días como martes o miércoles, menos atractivo en teoría para salir. Económicamente el negocio es muy rentable y tiene visos de futuro, por lo que estoy bastante tranquilo y con ganas de seguir trabajando.